Activistas exhortan a Trump a no sacrificar DDHH por la desnuclearización

Koichiro Iizuka (izquierda) de Japón, habla durante una reunión en la sede de la ONU junto a Takuya Yokota (derecha) el jueves, 3 de mayo, de 2018. (AP Photo/Frank Franklin II)

Nueva York .- Mientras se llevan a cabo los preparativos para que el presidente de Estados Unidos y el líder de Corea del Norte participen de una histórica cumbre, activistas y académicos exhortan a Donald Trump a no sacrificar los derechos humanos para lograr la desnuclearización.

“Hasta la fecha, se ha prestado atención a la amenaza contra la paz, como los ensayos nucleares y el lanzamiento de misiles por parte de los norcoreanos, pero no debemos olvidar el tema de los secuestros, donde las vidas de las personas están amenazadas”, dijo Koichiro Iizuka, un ciudadano japonés cuya madre fue llevada a Corea del Norte cuando él era un bebé.

“No puede ser que el peso de la vida humana sea menos que el de las armas nucleares y los misiles”, dijo Lizuka en una reunión de la ONU el jueves sobre el tema de los secuestros.

“En el contexto de la próxima cumbre EE.UU. – Corea del Norte, es importante que EE.UU. plantee el tema del secuestro y logre medidas reales de Corea del Norte”, dijo Katsunobu Kato, ministro de Japón a cargo del tema de los secuestros.

Japón dice que 17 de sus ciudadanos han sido secuestrados por Corea del Norte y cuenta con unos 800 casos donde no se puede descartar la posibilidad de secuestros por parte de Pyongyang. Los secuestros son un tema político sensible e importante en Japón.

Décadas de dolor

El tema de los secuestros ha obsesionado a algunas familias japonesas durante décadas.

Kiochiro Iizuka tenía solo un año cuando su madre fue secuestrada en 1978 por agentes norcoreanos. “No tengo ningún recuerdo de mi madre”, dice Kiochiro, ahora de 41 años.

En una cumbre entre los líderes de Corea del Norte y Japón en 2002, la familia recibió información de su madre. Los norcoreanos dijeron que ella había muerto en un accidente de tránsito.

“No hay palabras para describir cómo me sentí entonces, lo único que puedo decir que lágrimas sin fin caían de mis ojos”, dijo Iizuka en la reunión.

Pero Iizuka indicó que posterior investigación determinó que el certificado de fallecimiento era falso y no había información para confirmar la muerte de su madre.

“Ella aún está viva en Corea del Norte, ella aún está esperando allí ser salvada”, dijo.

Detenidos estadounidenses

Corea del Norte también tiene detenidos a tres estadounidenses, que la administración Trump ha indicado que podrían ser liberados pronto.

Pero otro detenido estadounidense, Otto Warmbier, no tuvo tanta suerte. El joven de 21 años fue arrestado en Corea del Norte en enero de 2016 por robar un poster de propaganda y sentenciado a 15 años de prisión.

Warmbier murió en junio de 2017, días después que fue liberado y retornado a EE.UU. con severo daño cerebral.

Autor entrada: El Gráfico España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *