Putin asume su cuarto período como presidente de Rusia

 

Vladimir Putin juró el lunes como presidente de Rusia por otros seis años, en medio de un fuerte respaldo popular que se ve opacado por una costosa confrontación con Occidente, una economía frágil e incertidumbre respecto a lo que sucederá cuando su mandato finalice. AP

Moscú .- Vladimir Putin juró el lunes como presidente de Rusia por otros seis años, en medio de un fuerte respaldo popular que se ve opacado por una costosa confrontación con Occidente, una economía frágil e incertidumbre respecto a lo que sucederá cuando su mandato finalice.

De pie en el salón Andreyevsky del Gran Palacio del Kremlin, con su mano sobre un ejemplar dorado de la constitución rusa, Putin juró trabajar por el pueblo ruso, defender sus derechos y libertades y proteger la soberanía del país.

El inicio del cuarto mandato de Putin como presidente ruso se produce dos meses después de que más del 70% de los votantes lo apoyaron una elección en la que realmente no enfrentó a rivales de peso.

A su mayor rival, Alexei Navalny, se le prohibió presentarse a las elecciones rusas. El sábado, él y cientos de sus seguidores fueron detenidos por la policía mientras protestaban por el nuevo mandato de Putin con carteles que decían: “Putin no es nuestro zar”.

En su discurso luego de la ceremonia de juramentación, Putin dijo que en los próximos seis años Rusia probaría que es un actor fuerte y crucial en la comunidad internacional, con el respaldo de su capacidad militar, al tiempo que prometió trabajar para mejorar la calidad de vida de los rusos.

“Al asumir este cargo, tengo un sentido colosal de responsabilidad”, dijo Putin a su audiencia de funcionarios rusos y dignatarios extranjeros, entre ellos, el excanciller alemán Gerhard Schroeder.

“El objetivo de su vida y de mi trabajo será servir al pueblo y a la patria”, dijo.

Ahora tras la juramentación, la atención se centrará en a quién nominará Putin como primer ministro. Si se lo pide a quien actualmente ocupa el puesto, su estrecho aliado Dmitry Medvedev, eso será una señal de continuidad.

Y si elige a otro funcionario, podría ser un presagio de nuevas políticas que podrían dar paso a especulaciones respecto a que el mandatario estaría preparando a un sucesor. Una vez que su mandato finalice en 2024, la constitución rusa le prohíbe presentarse de nuevo a elecciones. VOA

Autor entrada: El Gráfico España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *